5 Señales para acudir a  terapia de parejas.

5 Señales para acudir a  terapia de parejas.

Tomar la decisión de asistir a terapia de parejas, puede ser un poco agobiante, Tal vez pensarás ¨no, podemos resolver nuestros temas solos¨ o verte intimidado por la opinión ajena ¨¿tan mal están?¨. Pero si has contemplado esta opción, déjame decirte que el pensar más allá de las propias posibilidades es un acto de responsabilidad, reconocer que no todo está perfecto es un comienzo. Si no estás familiarizado con lo qué es la terapia de pareja o la terapia psicológica te invito a leer lo siguiente.

 

El propósito de este artículo es ayudar a aclarar el panorama, teniendo en consideración que contemplar una terapia psicológica no es algo fácil, puede demandar grandes esfuerzos, por un lado encontrar un profesional de confianza que te pueda ayudar, preguntarse si están los recursos para tener una terapia, coordinar el tiempo con mi esposa etc… También puede ser que uno o algunos de estos pensamientos o mitos como les llamo yo estén rondando:

 

Mito 1

La psicología no sirve de nada.

Realidad

Falso, afortunadamente no son pocos los estudios que ratifican la efectividad de la terapia de parejas (1)(2), ésta tendrá un impacto positivo mucho mayor en comparación a una pareja en igualdad de condiciones que nunca tomó medidas con un profesional.

 

Mito 2

Ir a terapia es para los débiles/tontos e incapaces de solucionar las cosas por uno mismo.

Realidad

La gente que acude a un servicio especializado para resolver sus problemas, no sólo, realizan un acto responsable sino también actúan con sabiduría al buscar un espacio de crecimiento personal.

 

Mito 3

Tal vez el tiempo ayudará a solucionar las cosas.

 

Realidad

Este último punto puede ser un tanto engañoso, porque en parte el tiempo puede ayudar a calmar las aguas pero no asegura que las cosas se hayan solucionado de raíz.

 

A través de mi experiencia como terapeuta de parejas y de lo qué dicen los estudios, he esbozado señales y elementos en común que indican si una pareja podría potencialmente beneficiarse de una terapia.

 

  1. Una noticia inesperada.

A veces no son elementos propios de la pareja los que puedan estar a la base de un mal devenir: eventos desafortunados tales como la muerte de alguien cercano, develamiento de noticias tales como abusos sexuales del pasado u otros pueden ser causa de malestar. Una vez en la consulta una familia conservadora vino pidiendo orientación cuando su hijo mayor les contó que era homosexual.

 

  1. Una marcada pérdida de intimidad emocional/sexual.

Sientes que no hay conexión con la persona que tienes al lado tuyo, pasan los días y la comunicación es escasa o solo remite a cosas operativas (¿quién va a buscar a los niños? ¿cuándo se paga tal cuenta?), se hace cada vez más difícil tener intimidad emocional o sexual, no sabes qué sucede con tu pareja hasta el punto de ser ya un desconocido.

 

  1. Descontroles o rabias en discusiones.

La vida en pareja es intensa -en algún o menor grado-, a veces en una acalorada discusión se puede dar espacio a la violencia física o verbal. El aclamado  experto John Gottman expone que el manejo de discusiones o situaciones tensas es un predictor de separación en una pareja, ¿eres vengativo después de una discusión? ¿te has visto explotar repentinamente?  La terapia de pareja para estos casos se torna necesaria para otorgar mejores herramientas. No existe un atajo o una receta mágica.

 

  1. El espacio en común de ambos resulta cada vez más conflictivo.

En consonancia con el punto anterior, en ausencia de violencia se hacen recurrentes las ¨pequeñas discusiones¨, se torna complicado ponerse de acuerdo, se producen tensiones, sientes la necesidad de ganar  e imponer tus puntos sobre el otro de forma recurrente o simplemente te resignas para no tener conflicto.

 

  1. El contacto físico se vuelve problemático.

Tener contacto sexual con tu pareja se vuelve algo cada vez más lejano y trabado, se pierde la fluidez y no existe las mismas ansias de antes por el encuentro. Los estudios dicen que existe una  relación positiva entre satisfacción sexual y marital, vale decir, a mayor satisfacción sexual, mayor es la satisfacción en la pareja (3).

 

Como se mencionó anteriormente, la terapia de pareja es un intervención eficaz, más aún las parejas en crisis no suelen buscar ayuda, sólo un %37 de parejas en proceso de divorcio mencionó haber buscado ayuda (3). No dejes pasar el tiempo.

 

Si crees necesario tener una terapia de parejas, contáctate con nosotros.

 

En Alternativa creemos que la Terapia de Parejas, es un espacio co-construido (pareja y terapeuta) orientado a producir y/o construir formas de ser uno mismo en la pareja como también de estar en la relación, a modo de producir un cambio que alivie el malestar. La Terapia entrega las condiciones necesarias para que esto ocurra.

 

Jorge Urrutia

Director Psicología – Centro de Atención Psicológica Alternativa

Psicólogo Clínico – Universidad de Chile

 

Referencias

(1) Sprenkle, D. (2012) Intervention research in couple and family therapy: A methodological and substantive review and an introduction to the special issue. Journal of Marital and Family Therapy, 38: 3-29.

(2)Barbato, A. and D’Avanzo, B. (2008). Efficacy of couple therapy as a treatment for depression: A meta-analysis. Psychiatric Quarterly, 79: 121-132.

(3) Litzinger, S., & Gordon, K. C. (2005). Exploring relationships among communication, sexual satisfaction, and marital satisfaction. Journal of sex & marital therapy, 31(5), 409-424.

Recommended Posts

Leave a Comment

reiki-glen-waverley-1Terapia de pareja 3