Depresión Postparto

Depresión Postparto

Convertirse en madre no siempre es un acontecimiento feliz. A veces conlleva una sensación de fatiga, desesperanza, alteraciones del sueño, cambios en el apetito, sensación de no valer para nada…. Es decir, tiene síntomas idénticos a la depresión, aunque suele ser benigna y pasajera.

La depresión postparto se inicia a menudo entra la primera y la sexta semana después de dar a la luz, si bien hay casos en los que se manifiesta en los primeros quince días.

Síntomas

El cuadro clínico está formado por llanto, pesimismo, tristeza sentimientos de culpa o de no hacerlo bien. Algunos factores que pueden acrecentar esto son, cuando el parto fue cesárea, si no se consigue establecer bien la lactancia, cuando el bebé ha sido prematuro o si es particularmente “llorón”.

También se produce apatía, temores, decaimiento, pensamientos obsesivos, dificultades de y concentración y problemas de memoria.  Los episodios de llanto en la mujer son frecuentes y suelen reflejar inquietud, ansiedad sobre la salud del bebé y dudas sobre su capacidad como madre.

Suele estar muy irritable, lo cual es normal cuando se duerme poco y mal, y no se siente físicamente bien, se encuentra poco atractiva y nada cómoda con su cuerpo. También otros síntomas de depresión pueden aparecer en este proceso que fueron descritos en el artículo 7 síntomas de depresión en la mujer.

Principales causas

Las causas o factores de riesgo que pueden derivar en una depresión postparto pueden ser variadas, algunas de las más frecuentes son:

  • Haber sufrido de depresión o ansiedad previamente.
  • Estrés causado por el cuidado del hijo, en particular cuando el niño tiene un temperamento díficil.
  • Falta de apoyo del entorno.
  • Dificultades en con la pareja.
  • Estrés por eventos externos como problemas financieros o la pérdida de un trabajo.
  • Baja autoestima.
  • Un embarazo no deseado o planeado.

Ocurrencia

Afecta, aproximadamente al 25% de las mujeres después de dar a luz. Esto tipo depresión postparto no se da solo en el primer embarazo, puede repetirse y con mayor incidencia después del primer hijo.

¿Cómo abordarlo?

Aunque los cambios hormonales que se producen tras el embarazo y el parto pueden tener mucho que ver, la depresión posparto pasa mejor cuando el padre del bebe se implica en su cuidado, es atento, facilita comunicación, da cariño y apoyo a su mujer.

Si has detectado estos síntomas en ti o alguna persona cercana, también es posible contar con el apoyo de una terapia psicológica que permita brindar herramientas para sobrellevar este proceso, uno de los más importantes en la vida de la mujer.

 

Recommended Posts

Leave a Comment

Terapia de ParejaReiki2