Depresión y Adultez Mayor

Depresión y Adultez Mayor

Cuando pensamos en los adultos mayores, de inmediato se viene al imaginario una persona con basto, canas, arrugas y casi la mayor parte de las veces tristes o con demencia. Esta imagen que se nos viene a la cabeza está lejos de la realidad tanto mundial como nacional, sin embargo, en esta ocasión me detendré en el “y tristes…

Cuando pensamos en la depresión, al igual que en cualquier otra afección psicológica, pensamos que es propiedad de la juventud o la adolescencia, pero los datos nos muestran que en la adultez mayor, al igual que en cualquier otra etapa de la vida, encontramos con la depresión.

Según datos de la OMS, el 7% de los adultos mayores la padece y de acuerdo a los datos de la tercera encuesta nacional de calidad de vida, el 34,6% de las personas reporta mal ánimo, seguida de un 34% que manifiesta sentirse siempre o casi siempre estresado.

Entonces, ¿Qué hace distinta a la depresión en la adultez mayor, de la depresión en otros momentos de la vida? Enumeremos:

  1. Tenemos que al pensar en los adultos mayores como personas “viejas, con bastón, arrugas, tristes y con demencia” se tiende a tomar los síntomas que ellos presentan como “COSAS COMUNES PARA SU EDAD” desmereciendo los síntomas y dejándolos pasar de largo, invisibilizando esta situación.
  2. Al tomar los síntomas como algo normal, tendemos a generar diagnósticos y por ende tratamientos de manera tardía.
  3. La depresión en el adulto mayor puede traer consigo aislamiento social y disminución en la calidad de vida tanto de él como de su familia.
  4. Finalmente la depresión en el adulto mayor puede derivar en otros diagnósticos como deterioro cognitivo o demencia y en el peor de los casos en suicidio.

Como síntomas importantes de la depresión en este periodo de la vida, son importantes de considerar los síntomas cognitivos como la lentitud en las respuestas, fallas en la memoria y concentración y desmotivación para actividades que requieren esfuerzo mental.

Mantenerse triste, desganado, con cambios en el sueño o apetito, es algo de lo cual preocuparse en cualquier edad, incluida esta.

En la adultez mayor existe la depresión y esta se presenta en todos los casos con una queja cognitiva, desgano en general, inactividad y aislamiento social.

Si usted presenta estos síntomas es conveniente consultar.

Escrito por: Barbara Gajardo – Psicóloga

Recent Posts

Leave a Comment

Terapia de pareja 3A group of cheerful kids with their palms and clothing painted